La guía definitiva para armar tu propio huerto

Si eres amante de las plantas, entonces puede ser que hayas soñado con tener un huerto en casa. Tal vez parezca difícil, pero aquí te tengo la guía de cómo hacerlo fácilmente.

Elije la ubicación

Para tener un huerto en casa es necesario buscar la mejor ubicación en el jardín, donde haya mucho Sol, una fuente de agua cercana y la suficiente nivelación para la erosión. Una vez que se haya encontrado la ubicación ideal puedes empezar a cultivar tu huerto. Decide qué productos incluir a tu cultivo, basándote en el clima, espacio, nivel de experiencia y gusto por la planta. Puedes empezar cultivando zanahorias, frijoles, pepinos, fresas para que sea mucho más fácil.

Prepara el suelo

Para preparar el suelo lo ideal es utilizar fertilizantes naturales para así acondicionar el suelo de las plantas. Agrega fertilizante para mantenerlo nutrido y estimular el crecimiento de los cultivos. Estas son algunas recomendaciones para elegir el fertilizante ideal según lo indica Garden Design:

  • Evalúa la acidez del suelo para saber qué tipo de fertilizante será ideal.
  • Es importante conocer la salud general de su suelo antes de aplicar fertilizante, ya que demasiado fertilizante puede ser tan dañino como insuficiente. Encuentre más información sobre cómo evaluar su suelo.
  • Cepille el fertilizante granulado de las hojas para evitar que se queme el follaje.
  • Agrupe las plantas con necesidades similares de luz, suelo y nutrición para que sea más fácil cuidarlas.
  • Debido a que los contenedores necesitan un riego más frecuente, los nutrientes se filtran más rápido que las plantas en el suelo. Fertilice los contenedores con más frecuencia, cada 2 a 4 semanas.
  • Algunos fertilizantes funcionan mejor cuando las temperaturas son más cálidas, pero evite fertilizar durante períodos de calor extremo para evitar estresar a las plantas.

Planta las semillas

Una vez escogidas las semillas, es hora de plantarlas. Es importante dejar espacio entre ellas para que crezcan bien, de lo contrario tu cultivo no se dará, también asegúrate de eliminar las plántulas amontonadas. Consulta las fechas de siembra para saber si tus semillas darán frutos en esa época del año (organiza un programa de jardinería).

Añade agua

Una de las partes más importantes es hidratar los cultivos, recuerda que no germinarás sin la ayuda del agua. Rocía agua para mantener la tierra uniformemente húmeda en la temporada de crecimiento. Puedes usar un rociador para este paso.

Elimina la hierba mala

Además de regar y fertilizar para cuidar el cultivo, es necesario eliminar la hierba mala que se interpone en el crecimiento de tus plantas, para esto Nationwide recomienda agregar una capa de mantillo orgánico de 2 a 4 pulgadas de espesor a su jardín para evitar que las malezas se apoderen de sus cultivos. Si aparecen malas hierbas en el jardín, agárrelas por debajo de los tallos y tire con fuerza, asegurándose de extraer toda la raíz.

Cosecha lo que siembras

Por último, cosecha las verduras que estén en buen estado. Arranca los cultivos cuando estos estén en un tamaño donde puedan ser comestibles (solo si es necesario) recoge cortando la planta a dos pulgadas del suelo.

Con estas recomendaciones podrás disfrutar de tu cosecha y tu huerto en casa

Fuente: www.ensedeciencia.com

back_arrow

Anterior

TARIFAS DEL METRO DE MEDELLIN 2022

Continuar leyendo
next_arrow

Siguiente

​​​​​​​¿Cómo reciclar?

Continuar leyendo
Chat WhatsApp